Comprando ropa interior

Es muy importante el momento de comprar ropa intima o lencería.

La ropa íntima es algo muy personal y dice mucho sobre la mujer. Por lo tanto una de las armas más importantes es saber combinar la comodidad con la insinuación, un poco de coquetería, glamour y erotismo que despierta la ropa interior femenina.

Cada mujer sabe que una prenda perfecta tiene que ser elegida depende de su gusto y para cada ocasión, pero también se debe tener en cuenta el tipo de la silueta y el color de la piel.

Entonces lo más importante en la ropa íntima es el color, la tela y los adornos, que en su gran parte ayudan a dar encanto y seducción al cuerpo. Negro, rojo, rosa, blanco… cada uno de los colores dice algo distinto. La muselina, el encaje, el satin ….. Estas telas también transmiten su mensaje. Jugando con ellos se puede cambiar la imagen y a través su cuerpo decir algo diferente.

El color rosa y el blanco pueden convertirse en una prenda “inocente” y al mismo tiempo provocar. El encaje o el bordado añaden a la prenda un toque de misterio y romanticismo. El más sexy y ardiente por excelencia es el rojo. Pero si de verdad quieres lograr “todo lo que deseas” opta por un conjunto rojo con negro a contraste. La prenda adornada con encaje, un lazo de satin de fantasía, o bisutería despliega toda la feminidad. Lo más misterioso, y lo que más seduce es el color negro.
Una imagen más juvenil la dan colores vivos y claritos como el amarillo, el naranja, el coral, el azul, el verde…elije la que más te guste y se te vea mejor, varía colores y texturas, no tengas miedo de probar algo diferente!